lunes, 30 de junio de 2008

miércoles, 25 de junio de 2008

Viento a favor



viento a favor
Si ya no pude ir peorhaz un último esfuerzoespera que sople el viento a favorYa sólo puede ir mejory está cerca el momentoespera que sople el viento a favorOtra vez te has vuelto a equivocarsiempre piensas: "la culpa es de los demás"y no tienes más remedioque de nuevo empezarOtra vez fuera de lugarsiempre estás donde no debes estarmuy cerca o muy lejosno estás atento y se vuelve a escaparSi ya no pude ir peorhaz un último esfuerzoespera que sople el viento a favorYa sólo puede ir mejory está cerca el momentoespera que sople el viento a favorOtra vez perdiste tu oportunidadsiempre enfrentándote y al finalvencido por el miedocaes al suelo y te dejas pisarSi ya no pude ir peorhaz un último esfuerzoespera que sople el viento a favorYa sólo puede ir mejory está cerca el momentoespera que sople el viento a favor

martes, 24 de junio de 2008

Invierno


Brrrrr….. Salir a la calle hoy fue como zambullirse en una pileta helada. No sólo el aire frío golpeaba entrando por la nariz, sino que se alojaba dentro… y sin cambiar de temperatura, sin doblegarse ante mi sangre, se empecinaba en hacerme temblar. Como una hoja gigante de acero, bien afilada… me dijo buen día. Mientras me debatía sobre las posibilidades de evitar tener que poner un pie en la intemperie, el iba llenando todo con su presencia. La ducha caliente fue una opción, una salida, pero momentánea. Sus efectos se evaporaron como el vapor caliente de mi aliento. Las infinitas capas de ropa resultaron todas insuficientes. Encontró cada uno de los lugares donde meterse, colarse, instalarse. Con semejante compañía decidí tomar valor y salir a mundo exterior… y aunque intentara no pensar en el, era peor. Desde las puntas de mis dedos pude acariciarlo en el aire y como una ola brava del mar se fue extendiendo… como una caricia de helada muerte, iba dejando a su paso la piel erizada, los músculos entumecidos, la sangre pesada, congelada. Encontró guarida en cada hueso, en cada órgano. Se instaló como en una casa tomada, para dominar desde ahí mis temblorosos movimientos. Mi cabeza se transformó en una masa obsesiva de negación de algo inevitable, ideando planes irrisorios de imágenes calidas… que se marchitaban en finos trozos de hielo, como fotos frezadas, y se quebraban en pequeños fragmentos de agua nieve agonizante.
Hay cosas que no pueden dominarse, aunque las pensemos de un lado y del otro, aún si nos convencemos de su contrario. Intentando espantarlo con el frenético movimiento de mis brazos, no hago mas que dar cuenta, cuanto mas peleo, cuanto mas lo niego, que mas fuerte es.
La piel erizada se desenrolla por dentro… siento que se mueve de un lugar a otro del cuerpo escapando de los impotentes y débiles destellos de las estufas.
El te caliente es solo un pequeño bálsamo en la boca y el estomago. Pero no engaña a nadie, en unos minutos será alimento gélido depositado en un rincón oscuro.
El aire sigue siendo un rocío helado. Una pared de humo gris lacerante.
Solo puedo esperar con ansias la cama caliente y las mantas que curan en la noche. Los abrazos y los besos que cuanto más desnudos mas regeneran la piel lastimada. La sopa caliente frente a la estufa. El mate oloroso y humeante como tratamiento.
Si, definitivamente llegó el invierno, y yo con la cabeza descuidada… me dejé en el auto el sombrero.

lunes, 23 de junio de 2008

Luz, realidad, imaginacion...


luz, realidad, imaginacion
nada... otra clase de medieval...

seremos puente


Napas subterráneas arrastran lodazales. Aguas podridas, negras y densas como el petróleo. Se extienden en múltiples brazos arrastrando sedimentos, impregnando con sus particularidades y hediondezes cada centímetro de la tierra. Todo lo que toca a su paso pierde vida o pierde esencia. Como una gran serpiente de sombra va alimentándose de la luz ajena. Los árboles a su paso se infectan, los animales se enferman, las flores pierden sentido y los hombres se vacían. Un vacío de negra espesura muerta, de la mas oscura, de la ausencia de luz, con densidad material viscosa, densísima.
Todo va inundado. La tierra se hincha a su paso y cruje. La muerte a teñido de grises el paisaje, los colores se nos reservan para otra remota vida. Solo conserva su color la roja sangre de la que se alimenta el terrible monstruo.
La barbarie se asoma a paso firme.
Salimos a su encuentro y le cerramos el paso.
Tal vez seamos derrotados.
Tal vez no.
Tal vez seremos los escombros arrastrados por su torrente, dejando sedimento.
Los nuevos árboles, los nuevos animales… se erigirán sobre nuestro sustrato, y generaran nuevo oxigeno, nuevo color, para volver a intentar la vida.

viernes, 20 de junio de 2008

Rompiendo las leyes de la física

El hombre tiene cosas maravillosas. Cosas que parecen mágicas, que nos hacen parte de ese mundo maravilloso que solo existe en los sueños y en los momentos en que nos trepamos por las luces y sombras para nadar entre las cosas fantásticas que generan nuestras ideas. Facultad que permite burlar lo concreto y material, el tiempo y el espacio. Construirse realidades momentáneas, flashes de fantasías y recuerdos, deseos hechos realidad aunque más no sea para uno mismo en un tiempo, en un momento. Momento que puede cambiarnos el gesto por una sonrisa, por un golpeteo en el pecho, por ansiedad...
La capacidad del recuerdo en tres dimensiones, colores, olores, sensaciones... imágenes y más imágenes que se transforman en piel, en gusto y en más sensaciones. La maravilla inexplicable de burlar la física, donde los kilómetros de rutas, campos, edificios que nos separan de lo que queremos vuelan en un segundo, desaparecen en un instante cuando recordamos un recuerdo. Instalarse en el pasado, viajar en el tiempo, y encontrar, escuchar, tocar, sentir, oler, probar, mirar... Porque las cosas que nos tocaron, nos rozaron, nos acompañaron... son especiales. Hechos y cosas que cambiaron a nuestro paso, que hacen que las cosas ya no sean igual. Mil canciones, mil espacios, mil imágenes, la luna y el sol, el viento, la luz, siguen siendo iguales pero no lo son. Las cosas adquieren sensación, vida, recuerdan. Son parte integrante de la realidad no real. De una realidad mágica. Las cosas ya no son las mismas. ¿Puede ser la misma la lluvia después de haber sido testigo de lo que sentimos? No, la lluvia sigue siendo igual en su esencia pero ha cambiado en su pasado, su presencia...
Cada gota es un beso húmedo que recorre la espalda, el cuello, las orejas, la boca, todo el cuerpo entrando en cada poro de este papel para meterse dentro. Cada rayo que surca el cielo iluminando las sombras son mis manos que acarician, sintiendo impulsos, generando descargas... cada charco que forman las gotas son un abrazo en el que nos hundimos, nos rodea, nos atrapa. El olor de la tierra, ese olor penetrante, especial, que causa esa sensación de paz, de que lo natural entra por nuestra nariz hasta lo mas profundo y se hace parte de nosotros... ese es nuestro perfume, el de la transpiración, de nuestros cuerpos que se buscan y reconocen en el tacto y el olfato, que se encuentran.... la humedad, nuestra piel mojada. La lluvia trae esa fuerza e ímpetu con que sentimos, sin pedir permiso... casi como empujados por una fuerza natural, devastadora, un temporal... Ahora todo esto esta en papel, para ser leído y compartido, sentido… y así la magia sigue.

Lluvioso


Los días como el de hoy tienen algo especial. Tanto que casi me gustan. Pasaron muchos años ya de aquellos días en que podía quedarme sumergida entre frazadas y almohadas, esperando un te caliente o durmiendo para esconderme del frío. Sintiendo, sin preocupaciones. Tan yo. Ahora ya no. No puedo hablar al trabajo y decirle a mi jefe: -Mire, hoy es uno de esos días que merecen vivirse en mi cocina, con mate, buñuelos y patitas en la estufa, con la cabeza solamente sobre mis hombros. Así que salgo a sumergirme en el día.
Me gustan estos días porque, tal vez arrastrado por generaciones y generaciones, indican en lo mas íntimo que es hora del refugio, que lo mejor es buscar una cueva, huir de la intemperie con algunas raciones de comida y ponernos a salvo, junto a los otros, amuchados para generar calor.
Ya se porque estos días en que no puedo refugiarme en una cueva, me meto para adentro buscando un refugio profundo de deliciosa soledad. Mientras pasa el temporal lo veo como si mis ojos fueran los vidrios que me protegen del exterior. Algunas veces me referencio en las gotas que se desmembranan por los vidrios, acompañándolas con lágrimas cargadas. Otras veces las veo como pequeñas bailarinas sin tutú que se entrechocan, se fusionan y se dividen con sus bailarines en erotizantes danzas húmedas. Otras veces son grises y pesadas como el plomo, y golpean duramente, amenazantes, omnipotentes, con el mandato del cielo en sus cuerpos. Hoy las sentí como ojos… como cientos de pupilas brillantes, límpidas, cristalinas, vibrantes de curiosidad… como cientos de ojos que preguntaban… cientos de preguntas y ninguna respuesta.
-¿Qué te pasa?
-¿Qué es esto?
-¿Y ahora?
-¿Qué vas a hacer?
-¿Es así?
-¿No es así?
Y súbitamente, el viento las arrastraba lejos en una ráfaga feroz de seguridad. De negación… De frío que volvía a congelarme. Pero al segundo ahí estaban de nuevo, cientos de ellas… que se cuelan en mi refugio interno cuando intento esconderme. Me insisten para que piense que deje de pensarme. Que las respuestas no las encontraré en mi cabeza, que debo dejarme sentir… que descubrí la delgada línea que divide el “tómalo o déjalo” del “lo quiero”. Que puedo elegir de qué lado de la línea me ubico. Que de un lado hay especulación racional y del otro lado un primer paso de asumirse.
De un lado la seguridad de lo que ya está, del otro lado los desafíos, contradicciones y el miedo. Tal vez en lo difuso se corra el riesgo de sufrir más… pero con la promesa de que tal vez la felicidad también sea proporcional. Las gotas se siguen escabullendo y se van volviendo simplemente lluvia, los vidrios se empañan y se empañan mis ideas. Y me encuentro otra vez pensando… otra vez pensando… empiezo sintiendo y termino pensando... al final, siempre me quedo del mismo lado.

viernes, 13 de junio de 2008

Llorar sobre la leche derramada


Quería escribir algo lindo. Por que me siento un poco mejor. Porque a las mañanas hace frio pero se que por la tarde sale el sol. Porque… no pude seguir escribiendo. Cerré los ojos y soñé con un niño… pequeño, pero no por su edad… pequeño de estatura, flaco, la sonrisa de sus dientes era casi mas grande que su cara. Su cabeza también, era enorme… pero no era cabezón. Su ropa sucia de tierra de baldío, había sido antes de sus 5 hermanos mayores. Algunos tirones testimonian algún viejo juego de purretes. Este pequeño soñaba… sus ojos estaban fijos en algo que le llamaba la atención, se llenaban de brillo… su cara tenia una mezcla de alegría e incertidumbre. Pensé que habría visto un cachorro… o tal vez un amigo que vendría hacia el con una pelota. Me pareció que emitía un sonido… pero su boca no se había movido. Agudice el oído… y pude escuchar mejor… era el ruido del hambre… ese grito inconfundible de las tripas que protestan en la panza… entonces cambie mi plano de visión, giré sobre mi misma y puede ver lo que el veía… un río de leche corría a toda velocidad entre los perros callejeros que desesperados lamían el barro… entre pies y manos de otros niños que desesperados se hundían en el con botellas, bidones y todo lo que pudieran conseguir. Comprendí que el brillo de sus ojos no era de alegría, eran las lagrimas que se hamacaban sin tener fuerza siquiera para derramarse. Intento acercarse entre los muchachos mas grandes para poder alcanzar un poco del preciado liquido. Nunca jamás en su vida había visto tanta cantidad… encontró por ahí un balde abandonado y lo llenó. Llegó a cargar las últimas gotas que se derramaban de ese gigante que no era una vaca, sino un camión. Como pudo, intentando no volcar nada, lo llevo hasta su casa. Ese día, todos merendaron mate cocido con leche, y fue una fiesta. Pero el brillo de sus ojos nunca mas desapareció, y la imagen del río de leche alimentando los pocos yuyos del descampado nunca se le borraría de la mente. Ese día, siendo tan pequeño, entendió muchas cosas. La bronca de la miseria, la humillación del hambre, sentimientos muy pesados para su desnutrido cuerpecito, porque por eso era pequeño… por eso su cabeza era tan grande. En ese momento el despertó del sueño, y yo también. Todavía volviendo en mi me mire al espejo, buscando encontrar la división entre la realidad y esa pesadilla, pero no la encontré. Lo que si encontré fue ese mismo brillo, pero en mis ojos. Ese brillo que me mueve a decir: la barbarie capitalista de un minúsculo grupo de personas nos hunde en el barro de sus miserias, pero no son las nuestras. Como pueda, haré lo necesario para que nunca más esos niños beban de los ríos de la codicia de los capitalistas. Cada día, mas lagrimas balconean… pero un día se harán cuerpo, se harán puños, se harán fuego.
La bronca e indignación superará todo lo visto. Nada quedara en pie como lo hemos conocido. Los brillos volverán a ser de esperanza, de lagrimas de alegría… y habrá fuerza para derramarlas. Porque la vista, de apoco, se irá aclarando.
Indignada....

miércoles, 11 de junio de 2008

Dialogo de sordos

- Bueno, vámonos.

- ¡Espera! ¿Que hacemos con ella?

- Acomodala en aquel rincón, ya está vacía.

- ¿La revisaste? Espera que lo verifico por las dudas... ¡Che! Tiene algo todavía

- ¿Que? A ver???

- Mirá. Fjate..

- ¿Dónde?

- Allá, en el fondo... ¿ves ese reflejo?

- Humm... si. Pero no es nada, es solo un pequeño recuerdo

- ¿Eso no podrá curarla?

- No creo. Esta muy viejo y ajado... ponela en el rincón, resguardada del frío.

- Bueno, pero en éste, al lado de la puerta, por si se repone.

- Esta bien...

- Ahora sí, vamos.

miércoles, 4 de junio de 2008

JUSTICIA PARA CARLOS FUENTEALBA

Esto lo escribí el 5 de abril del 2007, ante la represión a los docentes en Neuquen, donde fue asesinado Carlos Fuentalba. Hoy comenzó el juicio al cabo Poblete (autor material) y se negó a declarar… Y SIGUEN… Y SIGUEN… Y LOS RESPONSABLES POLITICOS NADA…
Fue algo que escribí para descargar la bronca, y lo pongo para recordar lo que pasaba…
COMPAÑERO CARLOS FUENTEALBA - PRESENTE!
HIJOS DE PUTA!!! Del primero al último, y con todas las letras.
Ya basta, no intenten perdernos en discursos y palabras vacías… no hay forma de explicar o justificar lo sucedido. No intenten en vano pintar con colores la realidad que se destiñe con el agua de los hidrantes.
Nos dejan morir en el hambre, nos hunden en la miseria y en la marginación, nos tiran a un tacho de basura cuando somos viejos. Tenemos que todos los días preocuparnos por conseguir trabajo si no lo tenemos, de no perderlo si tenemos, de ver como llegar a fin de mes si tenemos sueldo, de ver como hacer para que nuestros hijos puedan, como sea, educarse, comer… y paremos de contar. ¿Cuánto puede durar la ficción?
Nos engañan con falsas promesas, nos arman una realidad que no es, esconden detrás de grandes discursos la verdadera naturaleza salvaje de la explotación capitalista.
Si la situación se torna ya insostenible, buscan paralizarnos con la represión, las amenazas, las persecuciones… somos NOSOTROS los que peleamos, los que luchamos, y somos NOSOTROS los que damos los muertos.
NOSOTROS!
No señores! Los docentes no están en lucha desde principio de clases… lo están desde el año pasado… lo están desde hace años!!! ¿No sabían? Pues mejor se enteran.
No me importan ni la ley de educación nueva ni la vieja, ni si destinan mas o menos partidas presupuestarias o no… Nada sirve… curitas y aspirinas… y el dolor es demasiado grande. Solo sé que los chicos van a las escuelas a comer… que las escuelas se caen a pedazos, que los chicos no pueden estudiar por el hambre, que el coeficiente intelectual sigue disminuyendo con los años por la deficiencia en la alimentación… que los docentes son padres, tutores, encargados y quienes les dan de comer, quienes tienen que trabajar mas de un cargo para tener ellos mismos que comer, para poder incluso hasta llevarles a sus alumnos comida o ropa.
-¿Qué la culpa es de los padres? … No, apuesto a que ellos lo pasan peor…
¿Y ENTONCES?
LOS HIJOS DE PUTA DE SIEMPRE. ¿O acaso algún despistado puede pensar que los responsables no saben de esta situación? ¡¿DONDE ESTAN LOS MILLONES?! PARA LA DEUDA… Los docentes de Santa Cruz tienen el básico mas bajo del país ¿¡Y DONDE ESTAN LOS MILLONES DE LA PROVINCIA QUE K MANDO AL EXTERIOR?!
NO LES IMPORTA. PESA MAS UN PETROLERA QUE MILES DE NIÑOS SIN EDUCACION, VALE MAS UNA EMPRESA QUE UN MUERTO.
¿Ahora las papas queman no?… ¿Porque hay heridos? ¿Porque un compañero esta grave? No señores… se preocupan porque se les arruinan las elecciones, se les complican las maniobras, corren riesgo sus ganancias, se incomodan, se revuelven en sus cómodos sillones.. -¡Malditos docentes!, dicen…
Kirchner desapareció… y les aseguro que no está ocupado tras la pista de la desaparición de Julio López. K estará puteando, mucho más que lo que “putea” a los milicos, a los empresarios… porque ahora sí putea de verdad. No, no putea a la policía asesina… putea a los docentes…
Y piensa… - ¡Un año! ¡Un año había que aguantar! Hasta las elecciones… soy el presidente de los derechos humanos… esta bien, ya se que tengo un desaparecido… pero me puedo hacer el boludo y pasar la pelota. ¿Pero ahora?...
Y yo pienso… -¿Y los otros? ¿Los burócratas?
Ahora Yasky es figura repetida en la televisión y antes ni pintó… Nos quieren paralizar con represión y ahora con palabras. ¿¡DONDE ESTABA?! Jaja… no, no estaba trabajando… SE ESCONDIA COMO RATA, porque en Salta hay docentes en huelga de hambre y vienen siendo reprimidos… pero no salió en la tele… no paso nada, no dijo nada. Porque son 7 provincias que siguen en lucha, y las otras con ganas… pero fueron abandonadas y traicionadas, y no dijo nada. Porque Santa Cruz está militarizada,,, porque por poco lo que paso en Neuquén no pasó en la provincia del presidente. Porque en Santa Cruz usan las patotas, como en el Francés, porque hacen apagones como en Ledesma, como en la dictadura…
Pero no, también puteando debió salir de su casa a dar la cara… un objetivo: echar la culpa a Sobisch, total es opositor, total todos sabemos que es una mierda, total en Neuquén siempre hay represión, total en Neuquén todavía recorre las calles la cara de Teresa Rodríguez. ¡YASKY TAMBIEN ES RESPONSABLE! El podría haber llamado a un paro nacional, unificado a los docentes en lucha… y esto no habría pasado. El dice: -La unidad hace la fuerza… (y quiere decir: unámonos con el gobierno… contra los docentes. ) -“Se traspaso el limite de la democracia”, dice… el muy caradura… ¿¿¿Qué democracia???? Todo lo sucedido es parte de esta democracia… esta democracia tiene un tendal de luchadores muertos Sr Yasky, miles de procesados, miles en la indigencia, miles en la pobreza… miles sin derecho a la humanidad. Somos sus esclavos, Sr Yasky… pero Ud ahora dice horrorizarse. Bienvenido el paro Sr Yasky, pero hágase cargo. ¡No se levanta el paro hasta que todos los docentes ganen… mire lo que pedimos… LO NECESARIO! Ni siquiera pedimos lujos… CANASTA FAMILIAR, solo por esto nos desgarran…- “Hablo de Neuquén, dice Yasky, porque condeno la represión….” Y debería agregar… No hablo de Santa Cruz porque es la provincia de K.
Sr. Yasky… si le molesta tanto la represión, si le preocupa la democracia… ¿Por qué no llamo a un paro nacional por Julio López?
¡PORQUE SON TODAS MENTIRAS!
Porque los conflictos de las provincias que siguen en lucha se les escaparon de las manos a sus burócratas… y les dan la espalda.
ES HORA. O AUN NO… PERO SE ACERCA
Uds tampoco saben cuando será el momento… saben que vendrá, por eso disciplinan, por esos intentan contener, engañar, golpear todos los días a cada uno de nosotros… para que no confiemos en nosotros… para que nos dejemos estar. Pero eso no dura… Porque llega un momento donde NOSOTROS que tomamos en nuestras manos la difícil tarea de SOBREVIVIR cada día, tomamos la decisión de comenzar a VIVIR un día… Y ahí se les complica, al Sr. Yasky y al Sr K que son las caras… y a el verdadero monstruo que esta detrás… el que se alimenta con la sangre que nuestros trabajadores derraman en la tierra, el que se alimenta con el sudor, energía y fuerza vital nuestra… el que ha llamado al golpe de estado cuando se asustó, cuando vió que perdía todo… el que pide y pide cada vez mas… el que roba, el que vive de subsidios millonarios, mentiras y explotación. El que se mueve en las sombras… el que esta detrás, el que es poder.
Confío en que la lucha permitirá arrancar una a una sus máscaras… uno a uno sus privilegios… hasta llegar a su poder que será nuestro.
Porque no son sólo los docentes. Porque por abajo se gesta, porque se mastica bronca y se huele tensión, porque cada vez es mas claro cuanto roban, que con sus ganancias se va nuestra salud y futuro… que K y los burócratas como el Sr. Yasky intentan que sigamos esperando… ¿Se sienten rodeados? ¿Tienen miedo? Hacen bien. Porque falta, porque parece que no, pero llega… Porque sé que esto se termina, y Uds también lo saben… y nos preparamos para eso, como Uds también.
Confío en mi clase
Confío en nuestra fuerza
NOSOTROS SEREMOS LOS FORJADORES DE NUESTRO PROPIO DESTINO. UNO YA DISTINTO… PARA CRUZAR DEL UMBRAL DE LA PREHISTORIA AL DE LA VERDADERA HUMANIDAD.

lunes, 2 de junio de 2008

Estupida - mente

Parece que han pateado el avispero… todo se ha revoloteado. Todo gira alrededor velozmente… veloz – mente
Tanta tristeza, llanto, confusión, tensión, desconcierto, dudas, preguntas. Respuestas como casi verdades, inmutables, que se estrellan contra las paredes y se evaporan en un instante que ya no vuelve.
Catarsis, mates, angustias, pendientes empinadas en las que no se avizora un descanso donde hacer pie. Y cuando hacemos pie luego de innumerables esfuerzos, vemos que estamos en el mismo lugar.
Palabras que van y vienen para darle sentido a nuestras contradicciones, a nuestros miedos, a nuestros fracasos, a nuestras apuestas… a nuestra falta de valor. Se arremolinan y mezclan en el aire hasta el punto de perder todo tipo de sentido… Entonces volvemos a hablar, pero esta vez para encontrar sentido a las palabras que ya no tienen. Las nuevas palabras con sentido, en solidaridad a su especie, se mezclan con las que lo han perdido… entonces tenemos cosas con sentido y cosas que no lo tienen, consumiendo nuestro oxigeno.
Entonces pensamos, y re pensamos y volvemos a reflexionar, sobre las palabras con sentido y sin sentido y generamos nuevas ideas que ya no tienen sentido y que al hablarse, se vuelven una interpretación de la interpretación de lo que interpretamos que sentimos.
A esta altura las avispas tienen el tamaño de pequeños aeroplanos y se mofan de nuestra humanidad.
Así, lo que palpita, ha quedado sumergido bajo un cúmulo de signos lingüísticos sonoros… subsumido por la Real Academia Española.
La sinapsis entra en cortocircuito, se recarga y recalienta. Los axones y dendritas hacen huelga ante el aumento de producción, y así las señales eléctricas de nuestra mente no se hacen químicas.
Entonces… ¿Qué tenemos? Un enjambre de avispas avispadas y mentes sin química… pura - mente racional. ¿Y la química donde esta? Tal vez quedó en la piel… plena - mente desmentalizada. Tal vez algunas de las avispas se apiaden y con sus aguijones, revivan la piel, nos provoquen el ardor de la reacción química de nuestro cuerpo frente al cuerpo extraño, externo. Ese ardor que ponga en pié los sentimientos, que surjan por sobre las palabras y adjetivos, que reinen en paz con la razón, que no se escondan a nuestros ojos y se manifiesten en impulsos incontenibles que le den al dolor y al placer nuevas realidades impronunciables, indescriptibles, que aun no hayamos catalogado en nuestro acerbo de experiencia y redacción. Para así descubrirlos. Para tener que zambullirnos dentro de ellos y penetrarlos sin poder explicarlos plena - mente. Que se hagan oír… que se impongan… que la química y sentimientos aguijoneados “sean” nueva-mente, para todos.
Mi deseo para todos uds., y para mi también.

Plena – mente convencida, como siempre.








Burlar a la suerte

Quise burlar a la suerte, hacerle un guiño a la fortuna y saltar por sobre lo previsto. Deje el piso firme de las pisadas, de mis zapatos que se agarran con las suelas, probé caminar un poco por las nubes y dejarme llevar por los vientos y los aromas. Los dioses, que no existen, existieron para conjurarse. Una vez que quise burlarlos, ellos se burlaron de mí. No hay forma, no hay camino, aunque baraje de vuelta… el ancho esta marcado… y yo no se como. La ciencia y la razón tienen límites… límites húmedos y sangrantes. Lugares donde la razón se rinde antes los sentimientos que dan miedo. En una pelea de titanes que esta destinada a perder… en un largo duelo que duele, una pelea en desventaja porque sabe el final por adelantado. Los ojos incrédulos no pueden creer lo que ven y dejan caer sus parpados pesados, como puertas que se blindan, ante la perspectiva de la sangre derramada, del terror de querer esconderse y no saber donde… del dolor agonizante de las puntadas que dan cada latido y cada exhalación. Nunca mas le apuesto a la suerte, nunca mas nada librado al azar puede resultar en algo bueno. Abandonar los músculos tensados no sirve más que para que los golpes entren más fuerte y más fuerte duelan. Pero como saber… la suerte es una dama mentirosa. Una gran simuladora que logra esconder tras su manto la peor de las sorpresas, que logra distorsionar las imágenes que te rodean, los recuerdos, los sonidos. Pero nunca, nunca tan de golpe la suerte dejo caer su manto. Por segunda vez me sorprendió la luz del sol caminando por la cornisa, con zapatos más grandes que los míos. Hay vértigos conocidos, vértigos repetidos para los cuales te podes preparar. Vértigos de llagas pero que no sorprenden.