viernes, 23 de noviembre de 2007

CANCION DE COMETA

En el hueco del espanto
vértigo de tobogán de los sueños

oxígeno transmutado del agua
del vapor de tu transpiración.

Vibran las fibras
al compás de las maderas que crujen,
copando la agitación de tu silencio,
tus estremecimientos y contorciones.

En el hueco del espanto hay una luz
que refracta el agua en la caverna.
¡Que queme la piel!
Combustión en cadena…

El humo dibuja sensaciones:
Un choque de astros, fusión de estrellas…
En las sombras, a tientas,
cerrando las ventanas del alma
abriendo los poros de la piel.

En el hueco del espanto…
abriendo espacio, ocupando vacío…

Que el espanto se retraiga al recuerdo,
Que la historia vuelva a las manos y
que marchen nuevamente los pies.
Dejando el miedo de lado.

¡Que mande nuevamente la piel!
¡Que hiervan los labios!
¡Que entre en ebullición la sangre!...
QUE ESTALLE EN MIL PEDAZOS EL SER…

1 comentario:

Dioniso dijo...

Jimena: Gracias por las huellas, y las palabras que dejaste en Escritos del desorden.
Hace bastante que esperaba un comentario o simplemente algo tan claro como tus palabras. Desde ya muchas gracias, espero que seas habitue a Escritos del desorden, así como al Club de los noctámbulos.
Te esta leyendo y visitando: Dioniso (Pablo Del Pino)

y si ... como usted declara: "Que el espanto se retraiga al recuerdo"

que así sea.